Nuestro estilo se basa en dejar que las escenas fluyan sin intervenir en ellas. Intentamos crear un entorno de confianza y cercanía con los propios novios, los familiares y el resto de invitados para realizar el reportaje desde la espontaneidad y que todos se puedan involucrar y pedirnos todos los retratos que deseen. Captamos así los momentos más importantes y las acciones mas improvisadas, con cercanía y naturalidad.